Linaza

Linaza La linaza (Linum usitatissimum L.) es la semilla del lino, planta anual de tallos generalmente solitarios, de hojas lanceoladas con tres nervios y que alcanza una altura aproximada de 60 cm. Sus flores son color azul fuerte de unos 3 cm de diámetro y reunidas en racimos muy sueltos.
Originaria de oriente medio, fue utilizado por los egipcios para envolver sus momias con telas hechas de lino, y por los romanos quienes lo difundieron por todo su imperio. Hoy el lino es producido en muchos países de clima templado frío en Asia, Europa y América, siendo Canadá el país mayor productor a nivel mundial.
El lino es cultivado esencialmente como planta textil e industrial, de la cual se obtiene finas fibras para la confección de ropa y aceites para pinturas.
Su semilla es rica en fibra, mucílagos y ácido alfa-linoleico, ácido graso esencial el cual es un precursor biológico de los ácido grasos omega-3 y su contenido de fibra y mucílagos otorgan a la linaza una propiedad laxativa importante.
¿Qué tanto ayuda a la prevención del cáncer?

El estudio más reciente sobre este efecto se publicó en mayo de este año en la Revista de Investigación Clínica sobre Cáncer, y encontró que una dosis diaria de muffins ricos en linaza (25 gramos) puede ayudar a disminuir el progreso de cáncer de mama en mujeres que recién se les ha diagnosticado esta enfermedad. Lo mismo se ha encontrado en el caso de cáncer de próstata, cuando la suplementación se acompaña de una dieta baja en grasa.

¿Y para evitar problemas del corazón?

Como parte de una dieta balanceada, la linaza puede ser una excelente adición para cuidar su corazón. Su consumo ha asociado a un menor riesgo de sufrir enfermedad del corazón, ya que favorece la reducción del colesterol LDL (colesterol malo) y disminuye la formación de coágulos previniendo infarto y derrame cerebral.

 ¿Es cierto que la linaza limpia el estómago y que ayuda con la prevención de problemas de visión?

La linaza es rica en fibra tanto soluble como insoluble, por lo que favorece la salud del tracto digestivo, ayudando a prevenir el estreñimiento. Asimismo, se ha observado que tanto los lignanos como el ácido alfa linolénico pueden ser beneficiosos en la prevención del cáncer de colón.

Linaza como protección de la visión

Nuevos estudios han encontrado que los ácidos grasos omega – 3 y por lo tanto la linaza, pueden reducir el riesgo de degeneración macular, enfermedad que causa perdida de visión en gran cantidad de la población.
La linaza también ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de ojos secos, ya que esta condición se debe a una insuficiente concentración de aceite en las capas externas del ojo. La linaza por su contenido de omega – 3, también ayuda a controlar los procesos inflamatorios, por lo que se ha sugerido que puede ser beneficiosa para personas con artritis reumática, asma y enfermedad de Parkinson
¿Hay personas que no deben consumir linaza?
Los médicos que han realizado investigaciones sobre la linaza, advierten que no es recomendable para mujeres embarazadas o pacientes con cáncer que estén en tratamiento con tamoxifeno o medicamentos similares, ya que aparentemente los lignanos antagonizan su acción.
La recomendación para mujeres embarazadas, no es porque sea dañina para el bebé, es por precaución, ya que aún se requiere más investigación para determinar todos sus efectos. Por sus efectos anti coagulantes, las personas con problemas de coagulación deben consumirla con precaución.
¿Cómo incluirla en la dieta?
Si quiere maximizar los beneficios que obtiene de esta semilla maravilla, lo mejor es consumirla molida. Aún no se sabe específicamente cuál de todos sus componentes es responsable de sus efectos positivos, si consume solo el aceite se pierde de sus fitoestrógenos y fibra. La semilla contiene todos los aceites esenciales, lignanos y fibra. Molida, es como su cuerpo mejor la absorbe, la semillas enteras pasan por el tracto digestivo sin ser absorbidas.

This article was written by lmarchesanic

Menu