Calcio

Calcio

Calcio

Presentación: 1000 ml

Los beneficios del calcio

El cuerpo necesita calcio para desarrollar y mantener los huesos fuertes. El corazón, los músculos y los nervios también necesitan calcio para funcionar correctamente.

Algunos estudios sugieren que el calcio, junto con la vitamina D, puede ofrecer beneficios más allá de la salud ósea: es posible que proteja contra el cáncer, la diabetes y la presión arterial alta. Sin embargo, la evidencia sobre estos beneficios para la salud no es categórica.

Los riesgos de una cantidad insuficiente de calcio

Si no obtienes suficiente calcio, podrías tener problemas de salud relacionados con huesos débiles:

  • Es posible que los niños no alcancen su estatura potencial plena como adultos.
  • Los adultos pueden tener baja masa ósea, que es un factor de riesgo para la osteoporosis.

 

El calcio y la dieta

El cuerpo no produce calcio, por lo que debemos obtenerlo de otras fuentes. El calcio está presente en varios alimentos, entre ellos:

  • Productos lácteos, como el queso, la leche y el yogur
  • Vegetales de hojas verde oscuro, como el brócoli y la col rizada
  • Pescado con huesos blandos comestibles, como las sardinas y el salmón enlatado
  • Alimentos y bebidas fortificados con calcio, como los productos a base de soja, los cereales y jugos de frutas, y los sustitutos de la leche

Para absorber el calcio, el cuerpo también necesita vitamina D. Algunos alimentos contienen naturalmente pequeñas cantidades de vitamina D, tales como el salmón con huesos enlatado y las yemas de huevo. También puedes obtener vitamina D comiendo alimentos fortificados y exponiéndote al sol. La cantidad diaria recomendada de vitamina D es de 600 unidades internacionales (15 microgramos) por día para la mayoría de los adultos.

¿Quiénes deberían considerar tomar suplementos de calcio?

Aunque sigas una dieta saludable y balanceada, es posible que te resulte difícil obtener suficiente calcio si:

  • Sigues una dieta vegana
  • Eres intolerante a la lactosa y reduces el consumo de productos lácteos
  • Consumes grandes cantidades de proteínas o sodio, lo que puede hacer que tu cuerpo elimine más calcio
  • Tienes osteoporosis
  • Recibes tratamiento a largo plazo con corticosteroides
  • Tienes determinadas enfermedades digestivas o intestinales que disminuyen tu capacidad para absorber calcio, como la enfermedad intestinal inflamatoria o la celíaca

En estas situaciones, los suplementos de calcio pueden ayudarte a cubrir tus necesidades de calcio. Habla con tu médico o dietista para determinar si los suplementos de calcio son adecuados para ti.

.

This article was written by lmarchesanic

Menu